Los sofás relax son los preferidos por los usuarios

4 obviedades sobre los sofás relax

Muchas veces buscamos razones y más razones para justificar nuestros gustos o explicar por qué hacemos las cosas. Intentamos encontrar explicaciones que a nadie se le hayan ocurrido antes o ideas que parecen inspiradas en los filósofos antiguos.

Sin embargo, las cosas de la vida cotidiana son mucho más simples y basta con expresarse con sinceridad.

Los sofás relax son los preferidos de muchas personas, esto es algo que ya se ha dicho aquí otras veces, pero hoy vamos a señalar cuatro obviedades por las que esto es así.

Primera obviedad: porque son muy cómodos y sirven para relajarse

Esto es algo que se espera de cualquier sofá, pero los sofás relax son los que se llevan la palma cuando se trata de ofrecer confort y relajación. Sentarse a descansar en uno de ellos es una sensación tan placentera que si tuviéramos que contar por qué nos gusta hacerlo, la respuesta más obvia es simple y llanamente porque se está muy cómodo.

Los sofás relax modernos ofrecen diseños ergonómicos que permiten acomodar todo el cuerpo desde los pies a la cabeza. Es el propio mueble el que se adapta a la persona y no la persona al mueble, es decir, el asiento se va recolocando con cada movimiento del usuario.

Segunda obviedad: porque se puede estar medio tumbados

Esta función es quizá la que más caracteriza a los sofás relax y se debe probablemente a la invención del respaldo reclinable.

Conseguir que el respaldo se pudiera inclinar hacia atrás fue un paso muy importante en la evolución de los sofás, ya que abría la posibilidad a recostarse sin invadir el asiento de al lado y a dormirse plácidamente sin necesidad de ir a la cama.

En combinación con el respaldo reclinable, muchas veces se encuentra en la actualidad el asiento deslizante, que permite avanzar el asiento hacia delante a la vez que se inclina el respaldo hacia atrás.

De esta manera se alarga la superficie del asiento considerablemente y el usuario se puede colocar en posición semitumbada.

Tipos de sofás relax

Tercera obviedad: porque permiten estirar las piernas

Sentarse con las piernas estiradas es un placer y una costumbre que existe desde que se inventó la silla. Es una postura que sin duda ayuda a descansar, ya que se estimula la circulación sanguínea y los músculos se relajan por completo al no soportar nada de peso.

Colocar delante del asiento un objeto en el que apoyar los pies fue un remedio instintivo que dio lugar a otros complementos o accesorios con nombre propio como el puf o el escabel.

Pero para desempeñar la función de estos en los sofás relax se ideó el reposapiés, que se encuentra en el frente y se levanta o se saca hacia delante para tener un asiento alargado.

Cuarta obviedad: porque presentan variedad de diseños y estilos

Los sofás relax son muebles modernos, que incorporan mecanismos avanzados para desempeñar sus funciones. Los diseñadores de sofás se preocupan de incluirlos con buen gusto y de paso dan juego a su creatividad para idear nuevos modelos.

Las colecciones actuales presentan gran variedad de diseños que los usuarios aprovechan para dar estilo propio a la decoración de su hogar.

El sofá es el mueble principal del salón y además es un mueble pensado para descansar y relajarse durante el día. Por eso, los usuarios valoran de él dos cosas: su diseño y su comodidad. Esto es una obviedad, pero no hay que olvidarlo en el momento de elegir.

4 obviedades sobre los sofás relax
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *