Cheslong Tapigrama

4 sofás con cheslong originales de Tapigrama muy apreciados

Los sofás con cheslong son los preferidos de las parejas jóvenes que están empezando a amueblar su hogar. Esta tendencia no se trata de una moda reciente, sino que lo venimos observando de un tiempo a esta parte.

Pero ¿cuál es la razón?, te estarás preguntando. Pues en nuestra opinión no es una sola, sino que son varios motivos los que lo convierten en un mueble atractivo, práctico y sobre todo muy pero que muy confortable.

¿Por qué son los preferidos?

Los jóvenes de ahora son ante todo prácticos y se han dado cuenta de que con un solo mueble pueden llenar el salón de su casa. Esto supone un doble ahorro: el económico, muy interesante en los tiempos actuales, y el de espacio, que permite desenvolverse con comodidad en habitaciones que no siempre están sobradas de metros.

Además, los sofás con cheslong son muebles muy atractivos, que presentan diseños modernos que encajan mucho mejor con los gustos decorativos actuales.

Y por supuesto son los más cómodos, puesto que son amplios y ofrecen la posibilidad de sentarse confortablemente a varias personas, o en solitario con las piernas estiradas en el cheslong, o con la compañía de tu pareja tumbada a lo largo de los asientos.

4 modelos de Tapigrama

Por estos motivos, en el artículo de hoy vamos a presentar cuatros modelos de sofá con cheslong totalmente originales de Tapigrama, que además de algunas diferencias en el diseño, ofrecen características muy interesantes de conocer para tenerlas en cuenta en el momento de elegir el mueble que más conviene en cada caso.

1. Leo Puntadas: un señor sofá

Es un sofá relax modular multiposicional, con respaldo reclinable hasta 110 grados y base de asiento deslizante con muelle de acero. Está relleno de gomaespuma de 20 kilogramos en el respaldo y de 30 kilogramos en el asiento.

Sofá con cheslong: Leo Puntadas

Su diseño es moderno y combina armoniosamente las líneas rectas en la base con los cantos redondeados en los asientos, brazos y cabezal. Además, presenta un peculiar asiento estilo capitoné con cuatro puntadas formando un cuadrado y unas originales patas de metal de portería.

Es un sofá voluminoso, con un asiento de 105 centímetros de fondo y un respaldo de 75 centímetros de alto, que se aumentan hasta 100 con el cabezal levantado.

El cheslong tiene un largo de 165 centímetros, va acompañado de un brazo reclinable multiposicional que está relleno de gomaespuma suave envuelta en fibra acrílica y con una densidad de 20 kilogramos y está disponible en dos anchuras diferentes: 68 y 78 centímetros.

Más información sobre el sofá cheslong Leo Puntadas.

2. Piscis: un sofá de fondo reducido

Sofá relax modular con respaldo reclinable, asiento deslizante, cabezal reclinable de fibra hueca desenfundable y brazo relleno de pluma mezclada con cubex, lo que resulta muy cómodo tanto para el brazo como para apoyar la cabeza y tumbarse a la hora de la siesta.

Sofá con cheslong: Piscis

Presenta un diseño de estilo moderno, que destaca sobre todo por sus costuras formando cuadrados en el respaldo y los asientos. Las patas son de aluminio y en su interior puede incorporar opcionalmente un motor relax que eleva la comodidad a límites insospechados.

El modelo Piscis destaca porque es un sofá de fondo reducido. Su asiento de 82 centímetros de profundidad y el respaldo de 100 centímetros le otorgan una apariencia ligera, que lo hacen ideal para salones no muy amplios.

No obstante, el cheslong cuenta con 160 centímetros de largo y se combina con un brazo de igual largo, que le otorga la apariencia de un sofá en L.

Más información sobre el sofá cheslong Piscis.

3. Ivan Chaise Longue: equilibrio y elegancia

Se trata igualmente de un sofá relax modular con respaldo y cabezal reclinables, pero que incorpora un reposapiés en cada módulo individual. El cabezal se rellena de fibra hueca y el reposabrazos de pluma mezclada con cubex.

Sofá con cheslong: Ivan

El diseño del modelo Ivan Chaise Longue es sofisticado y muy elegante, de líneas lisas y sencillas, con los asientos y las riñoneras perfectamente marcadas con una línea horizontal. Los brazos presentan una ligera inclinación para aligerar el mueble y gracias a esta forma resultan muy cómodos al apoyar los brazos o la cabeza.

Es un sofá muy equilibrado en cuanto al tamaño, puesto que su fondo es de 91 centímetros y el alto de 105. A esto se le suma que el módulo cheslong es de 153 centímetros de largo y que se acompaña de un brazo corto idéntico al del otro extremo, por lo que su apariencia se asemeja mucho a la de un sofá en línea convencional, pero manteniendo todas las ventajas del cheslong.

Más información sobre el sofá cheslong Ivan.

4. Gloria: sofá con cheslong convertible en arcón

El modelo Gloria es un sofá modular con cabezal reclinable, asiento deslizante y reposapiés, cuya base deslizante dispone de una parrilla metálica.

Sofá con cheslong: Gloria

Destaca por estar relleno de viscoelástica en la riñonera y el asiento, material que se caracteriza porque se acomoda a la forma del cuerpo.

En cuanto al diseño ofrece una línea sofisticada y atrevida con una chapa metálica en el frente de los brazos y un reposacabezas corto cuando está recogido. Sus medidas son amplias, pues dispone de asiento de 100 centímetros de fondo y una altura de 100 con el cabezal subido.

Y en cuanto al cheslong, que presenta 160 centímetros de largo y brazo corto, hay que resaltar que opcionalmente puede convertirse en arcón extraíble, lo que lo hace aún más práctico y funcional al convertirlo en un amplio espacio para el almacenaje.

Más información sobre el sofá cheslong Gloria.

¿Cuál de estos modelos te gusta más? Envíanos tu comentario y cuéntanoslo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *