Deporte verano relax descanso

Cómo practicar deporte en verano y recuperarse del esfuerzo

Que practicar deporte con moderación y asiduidad es beneficioso para la salud, eso ya lo sabemos la mayoría de las personas. Que en verano hay que tomar una serie de precauciones para evitar un golpe de calor, también.

Que tras la práctica deportiva, e igual de importante que esta, se encuentra la fase de recuperación, quizá es algo de lo que a muchos les suena, pero que desconocen los pasos que deben seguir.

En el artículo de hoy vamos a recordar las precauciones básicas que hay que adoptar si se realiza deporte en verano y enumeraremos una serie de consejos para recuperarse después del esfuerzo. Al mismo tiempo haremos mención de alguno de los puntos en los que nos pueden ayudar los sillones relax durante el proceso de recuperación.

Deporte en verano

Cuando llega el calor no hay por qué parar radicalmente de hacer deporte, sobre todo si su práctica es uno de nuestros hábitos y aficiones durante todo el año. Simplemente hay que adaptarse a las nuevas condiciones siguiendo una serie de medidas con el fin de prevenir un golpe de calor.

La primera y más importante de todas es evitar las horas del mediodía, entre las 12 y las 17 horas, cuando las temperaturas suben por encima de los 30 ºC. Si esta es la única franja horaria que dispones, entonces lo más conveniente es acudir a un gimnasio con el ambiente bien aclimatado o practicar deportes acuáticos.

Tenido esto en cuenta, quienes realizan su deporte al aire libre, deben preocuparse de hidratar el cuerpo para recuperar los líquidos perdidos, protegerse del sol con cremas solares, usar gorra y gafas de sol, llevar ropa fresca y transpirable, refrescarse la cabeza y alimentarse correctamente.

 

Al terminar, toca recuperarse

Realizar ejercicio físico, por muy moderado que sea, siempre conlleva desgaste muscular. Obviamente, este será mayor cuánto más esfuerzo se realice, pero en cualquier caso los especialistas recomiendan seguir un proceso de recuperación tras la práctica deportiva para evitar lesiones musculares.

Se distingue entre dos fases de recuperación:

  1. Fase de recuperación inmediata, es decir, la que se realiza nada más terminar el esfuerzo.
  2. Fase de recuperación posterior, que es la que se lleva a cabo cuando ha pasado un tiempo desde el ejercicio físico y hemos vuelto a la normalidad.

La primera fase es la que se identifica con la vuelta a la calma y favorece el drenaje muscular. En ella se realizan los estiramientos de los músculos, se recuperan líquidos mediante la hidratación y se reponen glúcidos consumiendo alimentos ricos en vitaminas, azúcares e hidratos de carbono de absorción rápida (zumos de frutas, plátanos, frutos secos…).

Durante la recuperación tardía, la hidratación debe ser continua y la alimentación equilibrada y rica en frutas, verduras y vitaminas. Es además el momento de reposar y relajarse, recibir masajes o darse una sauna. Conviene reservarse un día de descanso a la semana para que la recuperación sea eficaz. También hay que prestar atención al sueño, tanto al nocturno como al de la siesta.

Libros playa descanso relax
Un buen libro, sol y playa, sentado en un sillón relax, es el mejor plan para descansar tras practicar deporte en verano.

Sillones relax y recuperación

Los sillones relax, aunque todavía no se encuentran en ninguna sección de las grandes cadenas de material deportivo, son uno de los elementos imprescindibles que deberían formar parte del “equipo” de todo deportista para utilizarlo durante la etapa de recuperación posterior al esfuerzo.

En esta fase hemos señalado que es el momento de relajarse, y dónde mejor que en un sillón relax con masaje, en el que se pueden estirar las piernas levantando el reposapiés, tumbarse reclinando el respaldo y, al mismo tiempo, activar la función de masaje, que emite vibraciones y movimientos circulares en distintas zonas y con diferente intensidad.

Además, los sillones relax pueden incorporar control de temperatura por zonas, lo que es muy práctico para aplicar calor en algunos tipos de lesiones. Y por último, hay que señalar que ayudan a conciliar el sueño, está demostrado, ya que reducen el estrés y relajan los músculos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *