Estructura de sofá

De qué partes se componen los sofás con cheslong (I)

Los sofás con cheslong son muebles modernos que encajan a la perfección con los gustos actuales. Esto se debe, entre otras razones, a que hoy en día se buscan decoraciones prácticas en las que el espacio se aproveche lo máximo posible y, si encima se trata de sofás, que estos sean muy cómodos.

Dado que los sofás con cheslong son los favoritos de la mayoría de las personas que buscan sofá, vamos a explicar las principales partes que lo componen, tanto por dentro como por fuera.

En el artículo de hoy trataremos de lo que no se ve, esto es, del interior del sofá.

Cómo es un cheslong por dentro

Bastidor

El bastidor es el esqueleto del sofá o, lo que es lo mismo, el armazón sobre el que se sostienen todas las demás partes del mueble.

Está formado por láminas de madera de un grosor de 30 milímetros, que le dan la consistencia necesaria para resistir el peso de varias personas a la vez y resultar además un mueble lo suficientemente ligero como para poder moverlo.

En el proceso de fabricación de un sofá, el bastidor es lo primero que se monta, ya que es el que determina el tamaño final y, en el caso del cheslong, el que configura su forma tan particular.

Base de asiento

La base del asiento es la parte del mueble sobre la que se apoyan las nalgas al estar sentadas las personas.

Sobre esta base recae el peso cuando se realiza la acción de sentarse y por ello está bien preparada para amortiguar el apoyo. Habitualmente está compuesta por muelles de acero que al recibir el peso se contraen y luego se estiran, amoldándose a cada movimiento sin que sufra el armazón.

Asiento sofá

Relleno

Es la parte blanda o acolchada que se coloca sobre el armazón en las distintas zonas del sofá sobre las que descansa el cuerpo.

Estas zonas son el respaldo, el asiento y los apoyabrazos, y suelen tener un relleno distinto en cada una de ellas para ofrecer el mayor confort posible.

Por lo que se refiere al relleno, dos son las características de las que depende la mayor o menor comodidad final del asiento: el material y la densidad.

En cuanto al material empleado, puede ser de diferentes clases y calidades como gomaespuma, fibra hueca, pluma mezclada con cubex, cincha elástica o viscoelástica, entre otros.

El más utilizado en general es la gomaespuma porque ofrece excelentes resultados y una inmejorable relación calidad-precio. Es un material que se adapta al peso del cuerpo y que vuelve a su posición natural cuando el peso desaparece.

La viscoelástica es el relleno de mayor calidad, debido a que es un material que se amolda al cuerpo prácticamente al milímetro, por lo que el peso se reparte de manera equilibrada y siempre está bien apoyado.

Como es más costoso, puede utilizarse solo en las partes más sensibles, como es el caso de la zona lumbar.

La segunda característica del relleno es la densidad, es decir, la cantidad de material que se incluye por metro cúbico, y de la que depende que sea más duro o más blando.

La densidad varía según las partes del sofá, de tal forma que podemos encontrar una densidad de 20 kg de gomaespuma para el respaldo o de 30 kg para el asiento.

Relleno sofá

Herrajes y motores

En los sofás con funciones relax, se colocan una serie de herrajes y motores que permiten modificar la posición convencional del sofá para facilitar el descanso y el relax adoptando distintas posturas corporales, como son la espalda echada hacia atrás o las piernas estiradas.

Estos mecanismos ofrecen la posibilidad de que el asiento se pueda deslizar hacia delante, inclinar el respaldo hacia atrás o también que los apoyabrazos o los reposacabezas sean reclinables.

Arcón

En los sofás con cheslong se ofrece la opción de que se pueda transformar este módulo en un arcón. Para ello se colocan unos herrajes especiales en la parte trasera, la más cercana al respaldo, para que se pueda levantar el asiento de manera similar a la empleada en los canapés.

Con esta función, el cheslong, además de ser el módulo que otorga esa forma tan particular y atractiva al sofá, se convierte en un espacio de almacenamiento muy útil y práctico, que está forrado por dentro para presentar un acabado perfecto.

Si quieres saber algo más sobre el interior de los sofás con cheslong, puedes enviarnos un comentario con tus dudas.

De qué partes se componen los sofás con cheslong (I)
5 (100%) 1 vote

Un comentario en “De qué partes se componen los sofás con cheslong (I)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *