Inicio/Blog/5 preguntas habituales sobre las cheslong
  • Preguntas sobre cheslong

5 preguntas habituales sobre las cheslong

Hace unos días entró en nuestra tienda de exposición en Zaragoza una pareja muy agradable y nos preguntó si le podíamos enseñar sofás con cheslong. Nos comentaron que habían visto uno en casa de unos amigos y que les había encantado. Querían ver distintos modelos y resolver algunas dudas que les habían surgido.

Hasta aquí no hay nada de especial, un día sí y otro también entran personas que se interesan por los cheslong, se los enseñamos y les dejamos probarlos con total libertad. Sin embargo, lo que nos llamó la atención fue cuando uno de los dos sacó su móvil y abrió una nota en la que llevaba escrita una lista con preguntas.

Como vimos que mostraban gran interés y que ya venían algo informados, entonces les propusimos sentarnos en uno de ellos y seguir la conversación como si estuviéramos en el salón de su casa.

Poco a poco fue tachando preguntas y al mismo tiempo nos íbamos dando cuenta de que no eran cuestiones diferentes a las que nos plantean la mayoría de los clientes, por eso pensamos en escribir este artículo señalando las cinco preguntas más habituales que nos formulan sobre los sofás con cheslong. Estas son y aquí están las respuestas que les dimos.

¿Para qué tipo de habitación están pensados los sofás con cheslong?

Los sofás con cheslong no están pensados para un tipo de habitación concreto, ya que se pueden encontrar en distintas medidas y el tamaño no suele ser un problema.

Por lo tanto, son muebles que se pueden colocar en prácticamente toda clase de salones, y lo más importante de todo es que se puede aprovechar su particular forma para aprovechar mejor el espacio del que disponemos. Pero ¿cómo? Esta es otra pregunta, sigamos leyendo.

Preguntas sobre cheslong 1

¿Cómo colocar el cheslong para aprovechar mejor el espacio?

Si disponemos de un salón rectangular, lo normal es colocarlo en la pared más larga y aproximarlo a la ventana, aunque no tiene que llegar necesariamente hasta esta si tenemos espacio suficiente. El módulo cheslong estará situado al fondo y servirá de cierre a la decoración. De esta manera podemos, por ejemplo, sentarnos a leer con las piernas estiradas y aprovechar la luz natural.

Hay a quien le gusta colocarlo en la parte interior de la habitación. Si el tamaño de esta lo permite, esta es una buena opción para crear dos ambientes, pero hay que asegurarse bien de las medidas para no obstaculizar el paso.

En el caso de que nuestro salón sea cuadrado, las posibilidades son muy numerosas. Prácticamente se puede colocar en cualquiera de sus cuatro paredes, pero antes de nada habrá que comprobar dónde se encuentran determinados elementos fijos como la puerta, la ventana, si hay columnas o dónde está la toma de televisión.

¿Dónde se pone el cheslong, a la derecha o a la izquierda?

Otra de las típicas preguntas sobre este tipo de sofás es el dilema que supone dónde colocar la cheslong. Esta es una de las grandes ventajas de estos sofás, que se puede elegir el lado en el que irá colocado el cheslong.

Algo que siempre recomendamos es coger un plano de la habitación y dibujar en un papel el sofá a escala e ir moviéndolo y volteándolo para decidir la ubicación final y el lado del cheslong. La decisión final resulta más sencilla de lo que parece, ya lo veréis.

¿Cómo es el brazo del lado del cheslong?

Podemos distinguir dos tipos de brazo, uno que es igual de largo que el asiento y otro que es la mitad de este. En principio es una cuestión de diseño del mueble más que de funcionalidad, por lo que elegir uno u otro depende del gusto de cada cual.

No obstante, cuando el brazo es tan largo como el asiento, el sofá se asemeja bastante a los sofás en L con rinconera, ya que el brazo hace las funciones de respaldo.

Preguntas sobre cheslong 2

¿Se puede aprovechar el espacio de debajo del cheslong?

Efectivamente, muchos modelos de sofá ofrecen la posibilidad de incorporar un arcón debajo del cheslong. Con ello se obtiene un espacio de almacenaje extra muy útil para guardar objetos.

El funcionamiento es similar al de un canapé abatible, es decir, lleva unos herrajes con muelle en la parte trasera gracias a los cuales se puede levantar el asiento y mantenerlo abierto sin que se baje.

Son muchas más las preguntas que nos hacen sobre los sofás con cheslong y, quizá, otro día volvamos sobre ellas. Si tienes alguna duda que quieras plantear, puedes aprovechar y hacerlo mediante los comentarios.

[Tweet «¿Tienes preguntas sobre la cheslong? Mira si coinciden con las habituales y conoce la respuesta»]

25/05/2017|Noticias|