Inicio/Blog/¿Es saludable dormir en el sofá?
  • es saludable dormir en el sofa

¿Es saludable dormir en el sofá?

Aunque realmente no resulta tan cómodo como dormir en una cama, hay muchas más personas de las que podemos imaginarnos que duermen diariamente en el sofá.

Los hay que duermen en el sofá para no deshacer la cama, también los hay que duermen en el sofá porque necesitan quedarse dormidos viendo la televisión, otros porque se despejan en el momento de cambiar del sofá a la cama y un grupo muy importante a los que les resulta más cómodo el sofá que la cama.

Dependiendo del ancho y el fondo del asiento de nuestro sofá, dormir en el sofá es igual de saludable que dormir en una cama. Hay que tener en cuenta que los principales componentes de una cama son casi los mismos que los de un sofá.

El almohadón del asiento de un sofá en su gran mayoría es de gomaespuma, el del colchón también.

La base del asiento de un sofá suele de ser de cinchas o muelles de acero, el del colchón suelen ser lamas de madera, pero la función es similar. Las lamas dan más firmeza, y esa firmeza se contrarresta con un colchón más suave. En el caso del sofá, los muelles son más elásticos y se contrarresta con un relleno de asiento más denso y duradero.

diferencias entre dormir en la cama o en el sofa

¿Qué diferencia hay entre dormir en un sofá o en una cama?

Para nosotros hay tres diferencias históricas que favorecen dormir en una cama en lugar de un sofá. Aunque como veréis a continuación, a todas ellas les hemos buscado una solución para que la balanza se iguale entre los dos competidores por el confort total del hogar.

Primero, el asiento del sofá normalmente tiene un fondo de 56 cm. Por este motivo es complicado darte la vuelta sin necesidad de incorpórate parcialmente. También es cierto que desde hace tiempo se fabrican sofás con asientos deslizantes que contrarrestan este pequeño obstáculo y que transforman esos 56 cm (en posición cerrada) en 90 cm (en posición extendida).

La medida estándar de asiento en un sofá suele tener un ancho útil de entre 160 cm y 180 cm. Esta medida es muy justa para tumbarnos completamente sin necesidad de doblar las piernas. Este obstáculo lo hemos cubierto, fabricantes como nosotros, incorporando anchos de sentada útiles mucho más amplios de 200 cm,220 cm y hasta 240 cm, y así paliar el problema.

El confort que aporta una buena almohada de viscoelástica o fibra siliconada no lo puede aportar el apoyabrazos de un sofá. Este aspecto es prácticamente inigualable. En primer lugar, la tela de tapicería en casi ningún caso puede igualar el confort que aporta el tejido de una buena almohada. El relleno del apoyabrazos de un sofá debe ser más firme que el de una almohada cuando se usa utiliza para apoyar los brazos.

Para que un sofá sea realmente cómodo cuando estamos sentados, el asiento debe tener una ligera caída hacia atrás. Cuando estemos tumbados, tendremos la ligera sensación que nos caemos hacia el respaldo.

 

¿Existen sofás para dormir que no sean sofás-cama?

En fábricas de sofás como la nuestra, llevamos años diseñando y fabricando sofás híbridos, es decir, sofás de amplias dimensiones en fondo y en ancho útil de asiento para salón pero diseñados para utilizarlos como cama.

El relleno de asiento es amplio y blandito. Los almohadones de respaldo suelen ser de fibra y superpuestos. Los cojines apoyabrazos son muy suaves, así se pueden usar también como almohada.

por que se duerme mejor en un sofa

 

¿Cuáles son los motivos por los que se duerme en un sofá o sillón?

Nuestras estadísticas confirman que muchas personas duermen a diario en el sofá de su casa.

A continuación, vamos a enumerar los principales motivos por los que algunas personas duermen en el sofá habitualmente en lugar de la cama

  • El relax que supone sentarnos o tumbarnos en el sofá después de comer, de cenar o simplemente después del trabajo o de hacer ejercicio. Es fácil quedarnos dormidos y desvelarnos a la hora de irnos a la cama.
  • Tener un sofá que nos resulta más cómodo que la cama.
  • Porque o bien nosotros o bien nuestras parejas tiene un sueño muy inquieto, con constantes movimientos que impiden un descanso óptimo.
  • También suele ocurrir a menudo que el colchón de la cama solo le resulta cómodo a una de las dos partes.
  • Porque el colchón necesita un cambio, pero la economía no lo permite actualmente.
  • Por el placer de la siesta. Después de comer, en España habitualmente, tenemos la costumbre de dormir una pequeña siesta. Generalmente suelen ser en el sofá o en un sillón relax individual. Al ser un periodo de tiempo tan pequeño resulta más cómodo hacerlo en el sofá o sillón que deshacer la cama para tan corta experiencia.
22/11/2023|Noticias|
Pedir Cita