TODO SE CUBRE DE PIEL

Los sofás y sillones de piel nunca pasan de moda. En Tapigrama apostamos por la piel porque aporta diseño, calidez y estilo al mueble. La piel es lo natural y por eso se adapta muy bien a cualquier tipo y forma de mueble y resulta tan agradable al usuario. El contacto con una piel auténtica se siente como una caricia, y si es de calidad, su aspecto mejora con el paso del tiempo.