CONFORT INDIVIDUAL

Sentarse en un sillón es una costumbre que va más allá del mero descanso. Significa aislarse para disfrutar de placeres individuales como la lectura o la música. Es un signo de personalidad. Por eso, el sillón debe ser cómodo, pero también ha de tener un diseño que esté en consonancia con el espacio que ocupa y con la forma de ser de las personas que habitan el hogar. Descubre los sillones relax.

SILLONES / SILLONES RELAX

El sillón es un mueble muy funcional en el hogar. Su finalidad es doble: por un lado, puede utilizarse como pieza decorativa y, por otro, se puede destinar al descanso individual de los miembros más especiales de la casa. En combinación con un sofá a juego o presentando un estilo completamente diferente, los sillones encajan fácilmente y resultan un mueble muy práctico. Y los sillones relax, además, elevan el confort.

SILLÓN LEVANTAPERSONAS

Los sillones cuentan con una larga tradición y por eso ofrecen estilos muy variados, que van desde el clásico hasta otros más modernos y creativos. Hoy son muebles flexibles que permiten adoptar distintas posiciones gracias a diferentes opciones, como los respaldos reclinables, los asientos deslizantes o los reposapiés. También disponen de avanzados sistemas, como el Power Lift o sillón levantapersonas, que ayudan a las personas con dificultades físicas.

Sillón relax, con respaldo reclinable y reposapiés con apertura manual o eléctrica.

Sillón relax, con respaldo reclinable y reposapiés con apertura manual o eléctrica.

Sillón relax, con respaldo reclinable y reposapiés con apertura manual o eléctrica.

Sillón relax, con respaldo reclinable y reposapiés con apertura manual o eléctrica.

Sillón relax, con respaldo reclinable y reposapiés con apertura manual o eléctrica.

Sillón relax giratorio y balancín, con respaldo reclinable y reposapiés con apertura manual o eléctrica.

Sillón relax clásico, con respaldo reclinable y reposapiés con apertura manual o eléctrica.

Sillón de línea moderna, con armazón de madera y patas de aluminio.

Sillón relax de línea moderna, con reposapiés y patas de aluminio con apertura manual o eléctrica.

Confortable sillón con patas y armazón de madera. Rellenado con gomaespuma de gran calidad. Madera de hasta tres centímetros de grosor.

Confortable sillón con patas y armazón de madera gruesa de hasta tres centímetros de grosor. Rellenado con gomaespuma de gran calidad.

Sillón relax, con respaldo reclinable y reposapiés con apertura manual o eléctrica.

Confortable sillón clásico con patas de madera barnizadas o faldón.

Sillón relax, con respaldo reclinable y reposapiés con apertura manual o eléctrica.

MÁS INFORMACIÓN

Tapigrama dispone de una amplia y variada colección de sillones y sillones relax, que cuenta con un gran número de modelos diferentes en cuanto a diseño y tamaño, para que todas las personas que quieren aprovechar un espacio del salón o colocar uno en un despacho o en el dormitorio puedan encontrar el sillón más adecuado para cada situación concreta.

Nuestra gama de sillones y sillones relax está pensada para llegar a todos los gustos. Por eso presentamos distintos estilos, que van desde los modelos clásicos, como el Mini o el Silvia, con sus orejeras, brazos redondeados y patas torneadas o cubiertas con faldón, a otros más modernos y sofisticados, como son el Elena, el Marta o el Cristina, con diseños más creativos y líneas estilizadas. Además, también ofrecemos modelos que se pueden combinar con nuestros sillones y formar conjuntos unitarios, como es el caso del modelo Sonia, que forma familia con el sofá Boom, o el Box que se empareja con el sofá Alex.

El diseño de nuestros sillones también varía de unos modelos a otros. Estas diferencias se pueden apreciar sobre todo en la forma del respaldo, que puede ser recto, como los de los modelos Box, Dublín, Elena, Marta o Sonia, o redondeados (Mini, Aína, Cristina o Silvia); de los brazos, que dan una imagen muy distinta según sea la forma, la anchura y la altura; del asiento, fino o grueso, y de las patas, que pueden ser altas y finas (Cristina), cortas (Box), cuadradas (Elena), redondas (Cristina), torneadas (Silvia), tapizadas (Aína), cubiertas por un faldón (Mini) o de distintos materiales como madera o aluminio.

Pero además de tener un diseño atractivo que encaje con nuestra decoración, de un sillón esperamos comodidad. Para ello es imprescindible que cuente con un relleno adecuado, tanto en el asiento como en el respaldo. Nuestros modelos se rellenan de gomaespuma de la mejor calidad y la densidad está en función de la forma del sillón, por lo que elegimos para cada uno la que más le conviene con el fin de que no resulte ni muy duro ni muy blando. Los sillones relax pueden disponer de sistemas que permitan adoptar distintas posturas en cada momento: el respaldo reclinable, el asiento deslizante y el reposapiés ofrecen la posibilidad de elegir entre estar sentado o semitumbado según desee el usuario en cada momento. También pueden añadir mecanismos, manuales o motorizados, para facilitar estos movimientos.

Otro de los mecanismos que pueden incorporar opcionalmente la mayoría de nuestros modelos es el reconocidísimo sistema Power Lift o levantapersonas, que sirve para inclinar el asiento hacia delante para ayudar a que las personas con dificultades de movilidad se puedan levantar de forma segura y sin esfuerzo.

El aspecto del sillón, además del propio diseño, depende de la tapicería utilizada, que puede ser de piel o de tela. Para ello contamos con proveedores de renombre que ponen a nuestra disposición sus mejores colecciones, de tal forma que se puede elegir entre una gran variedad de diseños, colores y texturas. Asimismo, para facilitar el mantenimiento y limpieza del sillón, casi todos nuestros modelos son desenfundables por cremallera, y basta con seguir los consejos de los fabricantes para mantener la tapicería en perfecto estado durante el mayor tiempo posible.